Home                          Actualizaciones                              Contacto                               Link                            Mapa del sitio

 

 

 

 

 

 

MEDIDAS PREVENTIVAS


MEDIDAS PREVENTIVAS:

ANTES DE QUE OCURRA UN SISMO

1. Inspeccione:

Revise su domicilio asegurando las instalaciones que presentan los mayores Riesgos:

Artefactos que utilicen Gas, deben utilizar conexiones flexibles, donde sea posible.

Muebles de gran tamaño y peso, como vitrinas, muebles murales, esquineros, libreros, lámparas, etc., deben estar asegurados convenientemente:

Objetos de mayor peso en las partes inferiores de los estantes.

Objetos frágiles en las partes inferiores de los estantes.

Los lugares donde guarda la vajilla, deben tener puertas y permanecer cerrados con llave.

No instale repisas u objetos pesados, sobre la cabecera o costados de la cama.

Los objetos adosados a la pared deben tener doble soporte.

Retire maceteros de bordes de balcones o de la escala.

Los lugares de Tránsito y Vías de escape, deben permanecer despejados.

Si tiene dudas acerca de la calidad de su vivienda, o de sus instalaciones, no dude en solicitar una inspección Técnica.

2. Determine las Zonas de Seguridad y Riesgo de su Hogar: 

Por lo general, estos lugares son:

Zonas de mayor Seguridad:

Dinteles de las puertas.

Junto a pilares estructurales.

Bajo mesas, escritorio o cama.

Rincones de habitaciones, alejados de ventanas.

Zonas de mayor Riesgo:

cerca de ventanales, vitrinas, espejos, bajo lámparas y otros artefactos de vidrio.

Cerca de bibliotecas, estanterías y otros muebles que puedan desplazarse y caer con facilidad.

Escalas y Balcones.

Bajo cornisas, chimeneas o cables de electricidad

 3. Eduque:

Mantenga conversaciones acerca de los Sismos y otros fenómenos de la Naturaleza. Hágalo en forma serena, no cuente cosas horripilantes.

Realice ocasionalmente simulacros para suministrar la confianza y seguridad necesaria para

actuar ante una Emergencia real: ¿qué hacer?, ¿cómo hacerlo?, ¿dónde protegerse?

4. Elementos de Auxilio:

Botiquín y listado telefónico.

Linterna cargada y radio a pilas.

Fósforos y velas.

Extintor.

Automóvil con estanque lleno. Dispondrá del combustible necesario si necesita salir por una emergencia.

Recomendación:
Considere seriamente la posibilidad de tomar un Curso Básico de Primeros Auxilios y de manejo de Extintores. Los servicios de Emergencias pueden ser insuficientes ante una Emergencia.


SEGURIDAD Y SUPERVIVENCIA EN UN TERREMOTO

DURANTE EL SISMO

Mantenga la calma y trate de tranquilizar a los demás, especialmente a los niños. No salga corriendo. Piense en las consecuencias antes de realizar cualquier acción.

En cuanto le sea posible, corte el suministro de Agua, Gas y Luz, desde sus válvulas principales

Si está en su Casa  diríjase al sitio de Seguridad previamente determinado.

Si está en un Edificio:

Busque protección bajo un escritorio o mesa. No salga ni intente bajar por las escaleras o salir al balcón, el movimiento lo haría perder el
equilibrio. No use el ascensor, la fuerza motriz puede interrumpirse en cualquier momento

Si está en un Recinto Público:

No se precipite hacia la salida. Lo más probable es que cientos de personas van a querer hacer lo mismo, con insospechadas consecuencias.
Ubíquese de inmediato en el lugar de menos Riesgo; lejos de repisas, estanterías y objetos de vidrio. Si es necesario salir del recinto, elija la salida con el mayor cuidado posible

Si está al Aire libre:

No corra. De ser posible, diríjase a un lugar abierto, alejado de edificios y de objetos que puedan caer

Si está Conduciendo:

Pare en el lugar más seguro posible, de preferencia en una zona abierta. Lo más recomendable es permanecer en el interior hasta que el movimiento haya cesado

DESPUÉS DEL SISMO

Verifique que no haya lesionados: Infunda calma, especialmente a los niños. Esté preparado para el caso de sacudidas secundarias o "replicas". En general, son de menor intensidad, pero pueden ser importantes como para causar daños adicionales

Camine con zapatos, habrán innumerables objetos que lo podrían lastimar.

Inspeccione las condiciones de los servicios básicos de su Hogar; Agua, Gas, Electricidad. No encienda fósforos, encendedores, velas, lámparas, o la Iinterr1a, mientras no esté seguro que no hay presencia de Gas. Tenga presente que el Sismo podría haber provocado daño en las cañerías

Advertencia:
En caso de persistir olor a Gas, después de haber cerrado la llave de paso principal: Abra todas las ventanas, desconecte la electricidad y salga de su domicilio, dando aviso a las Autoridades de esta situación.

Realice una inspección visual de su vivienda, a fin de determinar si sigue siendo segura para permanecer en ella. La inspección debe realizarla con mucha precaución ya cierta distancia, buscando daños estructurales: Muros inestables, chimenea con trizaduras, especialmente en el altillo ya nivel del techo, cornisas u otros objetos que pudieran caer en cualquier momento.

Limpie y retire objetos que puedan caer con facilidad

Advertencia:
Verifique que no hayan caído cables de electricidad, y si los hubiera, por ningún motivo trate de moverlos, al igual que los objetos que están en contacto con ellos. Dé aviso de inmediato sobre esta situación

Consuma sólo agua mineral o bebidas. Es probable que las tuberías matrices hayan sufrido desperfectos y el agua esté turbia. Recuerde que puede obtener agua potable de los cubos de hielo y del depósito del estanque del baño

Los líquidos pueden filtrarse a través de un pañuelo limpio, tela o algodón, si existiera la sospecha de contaminación por partículas de vidrio

Si el suministro de electricidad está interrumpido:
Inspeccione el congelador y programe las comidas, con vistas a consumir en primer lugar los alimentos perecibles. Deje los alimentos no perecibles y conservas como reserva. Deseche cualquier alimento que estuvo descubierto al momento del Sismo, pueden contener trozos de vidrios, partículas o suciedad.

Abra las puertas del refrigerador, despensa y estantes con suma precaución, los objetos en su interior pueden caer o estar volcados

Emplee la radio para obtener información. Pero dé credibilidad a las instrucciones e informaciones Oficiales

No deje su casa sola. Personas inescrupulosas aprovechan la confusión para robar

Verifique que su teléfono tenga tono, pero no lo uti1ice, excepto para llamadas de Emergencia. Las líneas estarán colapsadas y probablemente su Familia y amigos estarán tratando de llamarlo

Recomendaciones Adicionales:

No conduzca. La mayoría de las personas están alteradas y podría atropellar a alguien, se expone además a que lo choquen.No se aproxime a zonas costeras, pueden producirse olas marinas producto del Sismo (Tsunamis).

Evite hacer circular rumores, traen conmoción y desconcierto, tendiendo a agravar aún más la situación.

Responda a los pedidos de ayuda del Gobierno, Carabineros, Bomberos, Defensa Civil y Organizaciones de Auxilio, pero, por ningún motivo trate de acercarse a zonas de desastre, a menos que se haya solicitado su ayuda.

RIESGOS EN LOS EDIFICIOS

Opinión
Por Roberto González U.
Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente.

Vivir en un edificio o condominio es una alternativa de vida más segura contra robos, internación de extraños y otras formas de delincuencia, comparado con residir en una vivienda o casa común y corriente. No obstante, lo que se gana en una área se pierde en otra, cuando se analiza la realidad en toda su dimensión.

El riesgo que provoca la interdependencia de las unidades o departamentos entre sí, al momento de sufrir uno de ellos un accidente o siniestro, afecta también al conjunto en su integridad. Esa paradoja o debilidad de las construcciones en altura es el principal riesgo con el cual sus moradores deben convivir. Por ello, la organización interna de las comunidades de los edificios juega un papel fundamental para que este riesgo se minimice.

Las falencias en materia de seguridad de los edificios comienzan ya en su proyecto, ya que no existe un organismo especializado de fiscalización tanto de las empresas que ejecutan la obra como de las autoridades que la aprueban. A esto se suma la falta de conciencia de los moradores o su indiferencia al adquirir o arrendar un departamento.

Como ejemplo se puede decir que de los 11 mil edificios que existen en Santiago, menos del 15% cuenta con un plan de emergencia ante siniestros. La mayoría de las comunidades no saben si su red seca o húmeda funcionará al momento de requerirlas y qué falencias son las que existen.

El diseño del edificio, su altura, su densidad de carga combustible, la superficie construida, el número de moradores, las instalaciones de gas y electricidad, el equipamiento de seguridad y la organización de sus comunidades son variables que determinan el grado de seguridad de un edificio.

Sabemos que los arquitectos, constructores e ingenieros civiles, por formación, no son expertos en seguridad, por lo tanto, es lógico que cumplan la ley hasta donde técnicamente les sea posible o hasta donde la autoridad fiscalice. Prueba de ello fueron los diseños y construcciones de los conductos de evacuación de gases en los edificios, situación que sólo se vino a descubrir después de que hizo obligatoria su revisión.

Cabe entonces preguntarse: ¿cómo un usuario puede evaluar si está comprando, arrendando o viviendo en un departamento seguro? La respuesta la daremos la próxima semana.

COMO ORGANIZARSE PARA ENFRENTAR UNA EMERGENCIA

Los representantes de juntas de vecinos y grupos organizados pueden entrenarse en la metodología que propone la Onemi.

MARÍA DE LA LUZ GALLEGUILLOS A.

Aunque se ha avanzado mucho en la última década, la ciudadanía no tiene una cultura preventiva óptima frente a desastres como terremotos, incendios o inundaciones. Así lo estima Carmen Fernández, directora del departamento de Protección Civil de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), quien afirma que a nivel latinoamericano el país está a la vanguardia, pero aún falta camino por recorrer.

Para que las reacciones sean las adecuadas, los actores involucrados en una emergencia deben estar organizados, pues no se saca nada con que cada cual actúe según sus instintos sin coordinarse con los demás, porque eso implicaría improvisar. O sea, que una vez más, la unión hace la fuerza.

Ante crisis que afecten su entorno, lo primero que debe hacerse es velar por la seguridad del hogar y después colaborar con los organismos de emergencia locales, como el municipio, Bomberos, Carabineros y la Defensa Civil. Por decreto supremo, existe un plan nacional de protección civil obligatorio para estos últimos y que incluye la metodología conocida como Acceder, para el diseño de manejo de emergencias o accidentes, adecuados a la realidad de cada región o zona geográfica.

Para orientar a la ciudadanía, la Onemi ofrece capacitación a dirigentes comunales en coordinación con los funcionarios del municipio, utilizando esta misma metodología de coordinación, que pone de acuerdo a la comunidad y los organismos de primera respuesta.

La guía Acceder incluye alerta y alarma, comunicación, coordinación, evaluación primera, decisiones, evaluación segunda y readecuación en caso de crisis. Propone hacer un diagnóstico de los principales riesgos presentes en el barrio; ponerse de acuerdo sobre la forma en que cada uno asumirá los pasos descritos para constituir un plan vecinal; ejercitarlo periódicamente para evaluar su calidad; comunicarlo a su municipalidad y a las unidades de emergencia de su barrio (Salud, Bomberos y Carabineros), y coordinarse con la dirección de emergencias de su municipio.

Es necesario conservar la calma, teniendo en cuenta que el mejor conocimiento y acuerdo entre los vecinos del barrio permite asumir con mayor tranquilidad las situaciones complejas. Cada elemento de esta metodología implica una tarea de coordinación. "Hay que chequear los mecanismos de alerta, de cómo se avisan unos a otros. Saber que el señor tanto, que vive en tal dirección, es el encargado, por ejemplo, de estar al tanto de los informes meteorológicos durante la temporada de lluvias", dice Carmen Fernández.

Si es un incendio, una persona debe estar encargada de avisar a bomberos, y los demás vecinos deben tener claridad acerca de sus funciones. Por ejemplo, unos ayudan a evacuar mientras otros entregan información sobre personas atrapadas. Este mismo plan puede servir para coordinarse ante asaltos o robos.

Si una junta de vecinos o grupo está interesado en aprender estos planes debe dirigirse a su municipalidad. Carmen Fernández observa que sobre el 80% de ellas tiene al menos un funcionario capacitado como parte de un comité comunal de protección civil.

"No concebimos una comunidad, por muy sabia que sea, que no trabaje coordinadamente con sus autoridades", agrega.

Modelo a seguir

Un ejemplo de organización es la comunidad de Arica, donde el municipio, la Onemi y el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (Shoa) están coordinados para enfrentar un posible terremoto con tsunami incluido. Allí trabajan con un plan en conjunto con colegios, clubes y dirigentes de juntas de vecinos en políticas preventivas y señalizaciones en las calles para indicar las vías de evacuación en caso de una emergencia. No han hecho sólo simulacros, sino también lo han aplicado en casos reales, con buenos resultados.

Más información

Sólo el trabajo previo constituye garantía para el mejor manejo de una emergencia en el barrio o en el hogar. Toda organización social puede nombrar un representante para capacitarse en el plan Acceder, y consultar en su municipio o en la Oficina de Información Ciudadana de la Onemi, fono 252 4366.

POR DECRETO

La norma exige un plan nacional de protección civil obligatorio para todos los organismos de emergencia, como Bomberos, Carabineros y la Defensa Civil.


Un aporte mas a la cultura de "CE3RKW".

Fuente:

Mauricio Vega

Encargado de web

www.paritarios.cl

 

VOLVER